He Aprendido...

H
e aprendido...
Que no tenemos que cambiar a los amigos, si entendemos que los amigos cambian.

He aprendido... 
Que no importa qué tan bueno es un amigo, te van a lastimar en algún momento y los debes perdonar por eso.
He aprendido...
Que la amistad verdadera continua creciendo, aún más allá de la distancia. Lo mismo pasa con el amor.
He aprendido...
Que puedes hacer algo en  un instante que te causará dolor de por vida.
He aprendido...
Que me está tomando mucho tiempo llegar a ser la persona que quiero ser.
He aprendido...
Que siempre debes dejar con palabras de amor a las personas que quieres. Puede ser la última vez que las veas.
He aprendido...
Que puedes seguir adelante mucho después de que no puedas.
He aprendido...
Que somos responsables por lo que hacemos, no importa cómo nos sintamos.
He aprendido...
Que si no controlas tu actitud, ella te controlará a ti.
He aprendido...
Que sin importar que tan excitante es una relación al principio, la pasión desvanece y más vale que haya otra cosa que tome su lugar.
He aprendido...
Que los héroes son las personas que hacen lo que se tiene que hacer, cuando se necesita hacerlo y sin importar las consecuencias.
He aprendido...
Que el dinero es una pésima forma de mantener el marcador.
He aprendido...
Que mi mejor amigo y yo podemos hacer cualquier cosa, o no hacer nada, y pasar el mejor tiempo.
He aprendido...
Que a veces las personas que esperas que te pateen cuando estás derrotado, son las que te ayudarán a levantarte.
He aprendido...
Que a veces, cuando estoy enojado, y aunque tenga derecho para estarlo, eso no me da el derecho de ser cruel.
He aprendido...
Que por el hecho de que una persona no te quiera como tú quisieras que lo hiciera, no significa que no te quiera con todo lo que tiene.
He aprendido...
Que la madurez tiene más que ver con las experiencias que has tenido y lo que has aprendido de ellas, que con el número de cumpleaños que has celebrado.
He aprendido...
Que no siempre es suficiente ser perdonado por los demás. A veces tienes que aprender a perdonarte a ti mismo.
He aprendido...
Que no importa qué tanto está roto tu corazón, el mundo no se detiene por tu pena.
He aprendido...
Que nuestro pasado y nuestras circunstancias pueden haber influenciado en quiénes somos, pero somos responsables por quién llegamos a ser.
He aprendido...
Que el hecho de que dos personas discutan no significa que no se quieran el uno al otro. Y el hecho de que no discutan, no significa que sí se quieran.
He aprendido...
Que no debes insistir tanto en encontrar un secreto. Podría cambiar tu vida para siempre.
He aprendido...
Que dos personas pueden ver exactamente la misma cosa,  y ver algo totalmente diferente.
He aprendido...
Que tu vida puede ser cambiada en cuestión de horas por personas que ni siquiera te conocen.
He aprendido...
Que aún cuando piensas que no tienes más que dar, cuando un amigo te llora, encontrarás la fuerza para ayudarlo.
He aprendido...
Que las credenciales en la pared no te hacen una persona decente.
He aprendido...
Que las personas por las que más te preocupas en la vida se van demasiado pronto.


Elegí este escrito como regalo para aquellas personas que en mi infancia, y aún hoy, causan tanto daño. Quizá leyendo una y otra vez, aprendan ellos. 

10 comentarios:

Abril Lech dijo...

Nunca terminamos de aprender!

Silvia dijo...

HOLA!ME ENCANTO TU ESCRITO...OJALA APRENDAMOS..
GRACIAS POR COMPARTIR..
BESOS.
SILVIA CLOUD
AGRADEZCO TUS VISITAS EN MI BLOG..
YO VISITO TODOS LOS TUYOS PORQUE SON GENIALES.

Marisol dijo...

Cuánta razón!. Vivimos aprendiendo, y creo que aprenderiamos más si escucharamos mas.
Besos enormes

Marisol dijo...

Silvia tu blog me encantó. Ojala todos aprendamos, estoy segura que todos tenemos un buen maestro.
Besos enormes

El Ente dijo...

Eso es la vida Marisol, el aprendizaje de cada dia, eso nos ayudara a ser mejores personas.

besos!!

Lluvia dijo...

Y lo importante es nunca dejar de aprender...porque día a día tenemos el privilegio de licenciarnos en la mejor Universidad que es la vida misma.
Un abrazo.
ANA

Marisol dijo...

El Ente tu mismo lo dices, nos ayuda a crecer. Ojalá todos estemos predispuestos a ese aprendizaje, a no conformarnos con lo que creemos saber.
Abrazos enormes

Marisol dijo...

Lluvia que enorme placer leerte amiga!. Se te extrañaba.
Tienes razón, no hay que dejar de aprender, y tampoco menosrepciar a los viejos maestros, que justamente por su edad saben más y pueden ayuarnos en el camino.
Abrazos enormes!

juan rafael dijo...

¡Que grande eres si sabes todo eso!
a mi me harían falta varias vidas para aprender un mínimo de lo que tú sabes.

Silvia dijo...

Hola preciosa, como estás????? precioso el escrito. Ya ando por aquí... tanto tiempo.
Un monton de besos