Dia del Abogado.

C
uando recién emepcé la carrera de abogacía, un profesor nos hizo una pregunta ¿qué haríamos si llegase a nuestro estudio un pedófilo, asesino, y nos pidiese que lo defendieramos?. El silencio fue unánime en el curso. Cuando reiteró la pregunta, algunos dijimos que lo defenderíamos, otros que no, otros no sabían...
Él fue terminante con sus palabras, nos dijo: "si piensan ser abogados, van a tener que defenderlo. Si se van a dar el lujo de rechazar una causa porque creemos que es inmoral lo que el delincuente hizo, tenemos que ir a una Iglesia, no a la facultad de Abogacía". El debate duró la clase entera, pero recuerdo que él antes de irse -y como siempre lo hacía- nos miró y nos dijo:" él no les viene a preguntar si ustedes están de acuerdo con lo que él hizo, sino que viene a pedirles que hagan su trabajo".
Aquel primer año de la carrera, aprendí que el derecho no tiene nada que ver con la justicia, no son sinónimos. Aprendí que el valor mas preciado del ser humano es la libertad, y hasta dónde es capaz de llegar con tal de seguir libre.
Otro de mis profesores, a quién aprendí a admirar, el Dr. Dacunda, era juez penal. Se caracterizaba por la honestidad, por la rectitud, y pricipalmente por lo paternal que fué con mi curso. Confiaba en nosotros, nos exigía. En él vi que el derecho y la justicia no van de la mano, el día que supe que se habia suicidado por una causa en la cual su secretario -20 años al lado de él- le había falsificado una firma, y eso lo habia ensuciado. No soportó pensar que la gente pudiera sospechar que él, era corrupto. Nunca lo fue, jamás lo hubiera sido...pero, su imágen la habían manchado. Él fue el primero que nos dió los mandamientos del abogado, esos que debían guiarnos toda la vida:

1. ESTUDIA El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado. 
2. PIENSA El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando. 
3. TRABAJA La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de las causas justas. 
4. PROCURA LA JUSTICIA Tu deber es luchar por el derecho; pero el día en que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.
5. SE LEAL Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas. 
6. TOLERA Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.
7. TEN PACIENCIA En el derecho, el tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración. 
8. TEN FE Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia. Y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia ni paz. 
9. OLVIDA La abogacía no es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota. 
10. AMA TU PROFESION Trata de considerar la abogacía de tal manera, que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti, proponerle que se haga abogado.

Quizá sea hora de que todos los abogados volvamos a leer estos mandamientos, porque solo de esa forma nos daremos cuenta de que no los estamos cumpliendo.
Me gustaria que estuviera vivo mi profesor, para poder agradecerle cada palabra que nos dejó. Fue el ejemplo viviente de lo que soñabamos ser como abogados. Hacia honor a la abogacía...

1 comentario:

sg dijo...

Marisol me encanto los mandamientos o decalogo de los abogados, seria conveniente que todos los abogados fuesen como ese gran profesor paternal que tuviste y que esa sola accion en la que se equivoco tu profesor no empañe el concepto que de el tienes, beso y gracias por visitar mi blog. Silvi