19 años sin Olmedo

Decir Rosario, es nombrarte "Negro". Mostrabas siempre alegría, esa mirada picara que detrás escondía una enorme tristeza, ese humor con doble sentido sin caer en lo vulgar, en lo ordinario. Nos regalaste la risa, la ternura...tu alegría.

Te fuiste de repente, en una de tus tantas "payasadas"... Qué estarás haciendo?. Te imagino sentado en una mesa, compartiendo un café con Tato, Portales y Fernandito...dejaste tu sonrisa eterna (lo dice Fito).

Con vos se fué la risa, el humor pícaro, la alegría. Con Tato la consciencia y la memoria. Con Minguito la ternura...nada volvió a ser igual, nada Negro.

Es verdad "ya no hay merienda si no hay capitán".



3 comentarios:

fernando dijo...

No me acuerdo tanto como el Capitán, pero siempre me hizo reir mucho el Negro.

¿Qué estaría haciendo ahora si estuviera acá? ¿Te imaginás?

Salu2!

Alma dijo...

Estaría sin trabajo como muchos actores. Hoy lamentablemente no hay talento hay acomodo.
Un abrazo! y como rosarina y canalla EL NEGRO SIEMPRE ESTA!!

Alma dijo...

La zona de Pichincha siempre fue mal vista porque era la zona donde se ejerció en la época que Rosario era llamada "la Chicago Argentina", la prostitución. Es un barrio humilde, pero como en todo barrio hay de todo. El Negro nació ahi y se crió hasta los cinco años ahi en Pichincha y estaba orgulloso de decirlo. Era una de sus frases: El Negro es de Pichincha y Canalla!. Lo decía él.